El Gas Licuado del Petróleo (GLP) es una alternativa cada vez más popular entre los conductores en España debido a sus beneficios en términos de eficiencia y respeto al medio ambiente. Sin embargo, aún existen muchos mitos alrededor de esta alternativa que pueden generar dudas en los conductores. En este post vamos a desmentir algunos de los mitos y explicar algunas verdades sobre el GLP.  

Mitos que no son ciertos y verdades que te sorprenderán sobre el Autogas

 

Mito: La instalación de GLP es costosa

Verdad: La instalación del GLP en un vehículo puede ser una inversión significativa al inicio, ya que oscila entre los 1.500 y los 2.500 euros, pero a largo plazo resulta más económico que la gasolina. El ahorro en combustible es significativo (hasta un 40%) y la instalación de un sistema GLP homologado es una opción rentable para cualquier conductor que quiera reducir sus costes en combustible.

Mito: El GLP puede ser más caro que la gasolina

Verdad: El GLP es más barato que la gasolina en nuestro país. El precio del GLP suele ser entre un 30% y un 50% más bajo que el de la gasolina, lo que significa que llenar el tanque con GLP es más económico. Además, como el GLP produce menos emisiones, muchos ayuntamientos ofrecen incentivos fiscales y descuentos en el impuesto de circulación para los vehículos que utilizan GLP.

Mito: Quitaran la subvención al precio del GLP

Verdad: Se lleva hablando de esto mucho tiempo, pero nunca ha sido en firme. El precio del GLP siempre ha sido bajo y estable debido a que el método de extracción es mas barato que el de la gasolina y el Diesel. Aparte el gravamen que tiene este combustible al ser de origen gaseoso y reducir las emisiones es menor que el de la gasolina o el Diesel.

Mito: La instalación de GLP es peligrosa

Verdad: La instalación de GLP en vehículos está regulada por la normativa española y europea. La instalación debe ser realizada por profesionales y debe pasar una revisión técnica para garantizar su seguridad. Los vehículos convertidos a GLP son sometidos a pruebas exhaustivas antes de la homologación y una vez instalado el sistema, el vehículo debe pasar una revisión cada 20.000km o al año para comprobar el buen funcionamiento del sistema. Como todos los vehículos tienen que pasar una ITV periódica donde se revisará el sistema de GLP como un elemento más del vehículo.

Mito: Convertir mi vehículo a GLP romperá mi coche

Verdad: El GLP es un combustible menos dañino que la gasolina. Este combustible no genera carbonilla al motor, por lo tanto, el motor durará mas tiempo y estará mas limpio. También hay clientes que se temen a que este combustible produzca un resecado de válvulas y roturas de piezas del motor, pero con nuestros kits, cuando vamos en GLP, el coche tiene un aporte de combustible gasolina para protegerlo. Este aporte puede variar entre el 5 y el 25% del consumo total, según el tipo de inyección. Es crucial que pasemos las revisiones del sistema de GLP cuando nos lo indique el fabricante para comprobar el perfecto funcionamiento del sistema.

Mito: Los vehículos convertidos a GLP no pueden circular en zonas de bajas emisiones

Verdad: Al contrario de lo que se piensa, los vehículos convertidos a GLP pueden circular en zonas de bajas emisiones casi sin ninguna restricción, dependiendo del caso. De hecho, gracias al bajo impacto ambiental del GLP, los vehículos convertidos que cumplan con la normativa Euro 3 en adelante pueden obtener la etiqueta ECO de la DGT, lo que les permite circular en cualquier parte del país sin restricciones.

Mito: El GLP reduce mucho la potencia del motor

Verdad: La instalación de un sistema GLP no afecta de mamera considerable a la potencia del motor. La perdida es mínima, ronda el 5%, apenas se percibe y cuando necesites toda la potencia del motor, tan solo tienes que apagar el sistema de GLP.  

Mito: No hay suficientes puntos de recarga de GLP

Verdad: El GLP está disponible en una amplia red de estaciones de servicio en España y su disponibilidad se está expandiendo constantemente. Es cierto que puede haber algunas zonas más remotas donde la oferta de GLP sea menor, pero esto no es un problema en la mayoría de las zonas urbanas y periurbanas. Hoy día existen más de 800 gasolineras por toda España  

Mito: La instalación del deposito de GLP quita espacio al maletero del coche.

Verdad: Los depósitos de GLP se alojan en el hueco de la rueda de repuesto prácticamente en todos los vehículos, teniendo que sustituir la rueda de repuesto por un kit antipinchazos homologado. Solo en ciertos casos en el que los vehículos no tienen rueda de repuesto o no disponen de este hueco, se ubican en el maletero ante la imposibilidad de poder montarlo en otro sitio. En ciertos casos y para los usuarios que prefieren conservar la rueda de repuesto, pueden instalarse en el maletero, favoreciendo la capacidad de llenado al ser depósitos más grandes que los que se alojan en el hueco de la rueda de repuesto y por tanto, obtener una mayor autonomía circulando en GLP.    

¿Dónde adaptar tu coche a GLP?

Si estás buscando una manera económica, segura y sostenible de conducir toda la geografía nacional sin restricciones, no busques más: ¡adapta tu vehículo a GLP en IRCONGAS! Con nuestra experiencia y conocimientos en la conversión de coches de gasolina a GLP, podemos ayudarte a ahorrar en combustible y reducir las emisiones de tu vehículo, entre otras ventajas.