Adaptadores de Autogas, ¿por qué son necesarios?

Martes, 14 de Agosto del 2018

adaptadores glp
Como podemos comprobar el Autogas está teniendo estos últimos años un crecimiento acentuado en toda España, contando ya con más de 600 estaciones de suministro distribuidas por toda la península. 
 
Y en el resto de países de la Unión Europea también es el principal carburante alternativo, siendo ya más de 10 millones de vehículos los que cuentan con este combustible y por lo tanto, existe una extensa red de puntos de suministros en cada uno de los países que la conforman, ya que por ejemplo solo en Alemania ya hay más de 5.000 puntos de venta de GLP. 
 
Por lo tanto, si decidiéramos realizar un viaje desde España a cualquier país de la Unión Europea no habría ningún problema para repostar y a la inversa. 
 
Sin embargo, ¿qué necesito para hacerlo? La respuesta serían los adaptadores de Autogas que dependiendo del país en el que se esté o se decida visitar sería un modelo u otro, solo habría que saber cuál es el adaptador que le corresponde a cada uno de ellos. 
 
Pero, empecemos desde el principio y expongamos qué es un adaptador, que clases hay y por qué son necesarios. 

¿Qué es un adaptador? 

Un adaptador es un sencillo componente que se intercala entre la toma de llenado de Autogas de un vehículo y el boquerel de la gasolinera donde vaya a suministrase.

¿Por qué son necesarios? 

Hace un tiempo surgió la medida del Sistema Unificado Euro por parte de la Unión Europea para homogenizar los tipos de carga en los vehículos de Autogas y así, de ese modo, todo vehículo de Autogas que quisiera viajar a cualquier país de la Unión Europea podía hacerlo sin la necesidad de adaptadores para el repostaje. 
 
Sin embargo, España fue el único país que adoptó  hace ya más de diez años el Tipo Unificado Euro en todas sus gasolineras e incluso en las instalaciones de los vehículos que se realizan en el país. 
 
De ese modo, el resto de países de la Unión Europea al quedarse con su sistema inicial y no adaptarse a este modelo hacen necesaria la utilización de adaptadores si viajamos a cualquier país dentro de ella para repostar, excepto en Portugal, que actualmente está en proceso de cambio hacía el Sistema Unificado en casi todas sus gasolineras, esperamos que el resto de países siga por el mismo camino. Así como, si un ciudadano de un país europeo viaja a España, la necesidad de contar con el adaptador de dicho país será la misma. 
 
Se espera que con el tiempo, se consiga en todos los países de la Unión Europea el Sistema de carga Unificado Euro y así se disponga de la ansiada uniformidad en este terreno. 

Tipos de adaptadores

- Adaptador Euro: Conocido también como “Euronozzle adapter”, es el que se usa en España y se empieza a usar en Portugal, al haber adoptado el sistema que hemos mencionado anteriormente. A su vez, se caracteriza por un diseño robusto que le garantiza una calidad de conexión superior.
 
- Adaptador DISH: Otro de los nombres por el que es conocido es “Italian adapter”, es el que se usa en más países y tiene un ligero parecido al adaptador ACME, en cuanto a la forma se refiere. 
 
Países donde se utiliza: Bosnia, Bulgaria, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Francia, Grecia, Hungría, Italia, Kosovo, Letonia, Lituania, Macedonia y Montenegro, Noruega, Polonia, Portugal, República Checa, Rumanía, San Marino, Serbia, Suecia, Suiza, Turquía y Ucrania. 
 
- Adaptador ACME: También denominado “Screw connector”, es el segundo que más países utilizan y se caracteriza por tener el borde exterior roscado, siendo ahí donde se enrosca boquerel del surtidor antes de apretar el gatillo para que quede estanco antes del traspaso del combustible.  
 
Países donde se utiliza: Alemania, Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Estados Unidos, Irlanda, Liechtenstein, Luxemburgo, Noruega, Polonia, Suiza y Reino Unido. 
 
- Adaptador Bayoneta: Llamado también “Dutch Bayonet” y es el único que también se utiliza en nuestro país, se caracteriza por tener forma de cilindro con dos topes metálicos en cada uno de sus bordes. 
 
Países donde se utiliza: Holanda, Noruega y Reino Unido

Recomendaciones 

Por lo tanto, es necesario disponer del adaptador correcto al realizar el viaje, en alguno casos, se puede preguntar en la gasolinera a ver si nos lo dejan en ese momento determinado para repostar pero puede no darse el caso.
 
Además, contar con distintos adaptadores de manera inicial a parte de aportarnos comodidad también nos proporciona un ahorro de dinero en el caso en que tengamos previsto viajar fuera de España. 
 
Como vemos, viajar de país en país con Autogas es una opción factible, ecológica y sobretodo económica, no se nos olvide que a más kilómetros mayor ahorro. 

Volver