Incremento en el precio del diésel: 15 céntimos más caro

Viernes, 13 de Julio del 2018

Coches diésel
La inminente subida del impuesto sobre el diésel ha despertado muchas incógnitas: cuál es el motivo real, cómo afectará al mercado, cuánto costará llenar el depósito del coche o cuándo entrará en vigor.
 
Con la llegada del nuevo Gobierno, Pedro Sánchez se ha propuesto revisar todas les medidas medioambientales, para equilibrar el gravamen del gasóleo y la gasolina. Una medida, que pretende llevarse a cabo de forma gradual en un poco menos de cuatro años. Con la intención por parte de Hacienda, de recaudar 2.100 millones de euros. 
 
Considerando tal medida, no como algo económico, sino más bien, como una herramienta clave para cumplir los objetivos a los que se ha comprometido España con la Unión Europea en materia de cambio climático, y por tanto como una vía para el cuidado del medio ambiente. 
 
Estas medidas presentadas por el Gobierno y los Ayuntamientos supone un objetivo temporal que salva a España de una sanción, puesto que recordamos que Bruselas ha perdonado, de momento, una multa ante los altos niveles de contaminación del país, por lo tanto, tendrá que mejorar en esta materia. A su vez,  Alemania, Reino Unido, Francia, Italia, Rumanía y Hungría serán llevados a la corte de justicia europea.
 
Todo esto, puede considerarse una medida bastante impopular, pero si nos paramos a pensar en el precio actual de la gasolina frente al diésel, se ha ido equiparando con el paso de los años. 
 
Y es que, el incremento podría encarecer el litro de gasóleo hasta en 15 céntimos a partir del 1 de enero de 2019. Sin embargo, en determinadas comunidades autónomas, como Navarra, País Vasco, Cantabria, La Rioja, y Castilla y León hasta ahora no existe impuesto autonómico.
 
Así, este incremento será gradual, aumentando el impuesto sobre el diésel en 9,5 céntimos por litro y otro recargo posterior de 4,8 céntimos por litro.
 
Veamos datos actuales del precio al que se encuentran hoy en día la gasolina y el diésel, al quererlos equiparar. 

Datos actuales precio diésel y gasolina 

Hoy:
 
- Gasolina Sin Plomo 95 (precio medio): 1,337 euros el litro. 
 
- Gasóleo A (precio medio): 1,246 euros el litro. 
 
Por lo tanto, la diferencia a día de hoy entre estos dos combustibles es de 0,091.
 
Año anterior: 
 
- Gasolina sin plomo 95 (precio medio) 1,178 euros el litro. 
 
- Gasóleo A (precio medio) 1,052 euros el litro.
 
Por lo tanto, Hace un año era de 0,126; un incremento de 0,035 euros. 
 
Incluso haciendo balance y echando la vista atrás, observamos: 
 
- 2014: 0,11 euros/litro de diferencia.
 
- 2015: 0,139 euros/litro de diferencia.
 
- 2016: 0,13 euros/litro de diferencia.
 
Por lo tanto, podemos comprobar que el precio del diésel y el de la gasolina se han ido equiparando con los años. 

¿Cuáles serían los motivos? 

- En cierto sentido, los conflictos internacionales (como la tensión con Irán) y la debilidad del euro han conducido a que el desembolso medio por llenar el depósito pase de los 74,22 euros en 2017 a superar los 76 euros.
 
- Por otro lado, los recortes de producción de petróleo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y Rusia, unido el aumento de la tasa de crecimiento mundial y la demanda del petróleo. Además, el lento crecimiento de la demanda de vehículos eléctricos no ayuda a disminuir la dependencia de combustibles fósiles.
 

Posibles consecuencias de la subida del precio del diésel 

- Bajada de las ventas de coches diésel
 
Ya que su precio reducido era lo que impulsaba su venta, aunque fueran más caros de mantener y adquirir, por lo tanto si sube, su venta puede tender a bajar. 
 
- Incremento de las emisiones de CO?
 
Al subir el precio del diésel, la venta irá más encaminada a vehículos de gasolina, lo que va a producir un incremento de los niveles de CO2. Porque los turismos denominados alternativos (híbridos, impulsados por gas licuado de petróleo o natural y los eléctricos) han pasado del 5,1% de cuota en 2017 al 5,6% en lo que llevamos de este año. 
 
Por lo tanto, debería llevarse a cabo un plan de incentivos más fiscales que monetarios a la compra de vehículos cero emisiones, para llevar a cabo la descarbonozación del automóvil y es este sentido, es el plan VEA (aprobado su 2º edición) que fomenta la ayudas a la compra con 66,6 millones, el que se debería de ejecutar pronto, ya que en estos momentos solo está presupuestado. 
 
- Incremento de los ingresos por impuestos de matriculación 
 
Al entrar en vigor en plan, más coches con motor de gasolina podrán matricularse, los cuales consumen más, emiten más CO?, y pagan además un mayor porcentaje en el impuesto de matriculación. 
 
Sin embargo, resaltar que los impuestos en sí no aumentan los tramos impositivos para el impuesto de matriculación acorde a las emisiones homologadas de CO?, sino que son los mismos, pero al matricularse más coches de gasolina, estando más gravados, los ingresos aumentarían.
 
Sea como sea, van a ser 1,8 millones de conductores afectados de lleno por ambas subidas en las cinco autonomías, que hemos mencionado anteriormente, siendo solo una parte de los 17 millones de conductores los que sufrirán el incremento de los impuestos sobre el diésel. 
 
Una medida que aunque por muchos no sea vista de la manera adecuada, tiene el objetivo principal de reducir el uso de este combustible y de alguna manera, fomentar una movilidad sostenible necesaria, tal y como están los escenarios actuales, para todos.  

Volver