Taxis ECO o cero emisiones a partir del 2018 en Madrid.

Lunes, 28 de Agosto del 2017

Taxcis circulando por Madrid

En Madrid se está tomando cada vez  más consciencia de la importancia en cuanto a la introducción de energías limpias se refiere, es por este motivo, que la Junta de Gobierno del Ayuntamiento va a aprobar este jueves la modificación inicial de la ordenanza municipal que regula el sector para incorporar como medida que a partir del 1 de enero todos los vehículos que se incorporen al servicio de taxis en Madrid deberán ser ecológicos, calculando de esta forma que para el 2023 no quedará ningún taxi contaminante circulando por la ciudad. 

Esta medida está incluida en el Plan A de calidad del Aire, donde se ha tenido en cuenta para llevarla a cabo, que los vehículos destinados a este servicio público suman el 4,9% de la flota total de Madrid. Sin embargo, representan el 10,9% de los recorridos en el interior de la M-30 y originan el 9,3% de las emisiones de óxidos de nitrógeno y el 8,8% de las de dióxido de carbono procedente del tráfico que compone el centro de toda la Comunidad.

Y es que, a finales del 2016, básicamente dos de cada tres taxis que circulaban por la ciudad utilizaban diésel convencional, el combustible que más contamina de todos, son cifras lo suficientemente importantes como para decidir hacer algo al respecto. 

Aun así, hay que destacar que cada año se renuevan en la capital en torno a 2.500 de estos vehículos destinados al transporte público de viajeros, según los datos del Área de Medio Ambiente y Movilidad. La flota completa está compuesta por 15.723 coches, de los que 10.175 están propulsados por diésel, por lo que se estima que por el 2023 ya prácticamente sólo formarán parte de ella modelos ECO (eléctricos y de pila combustible) y Cero Emisiones (híbridos no enchufables, híbridos enchufables con autonomía de menos de 40 km/h, de gas natural -GNC y GNL- y de gas licuado de petróleo -GLP-).

Sin embargo, destacar que de esta medida quedan exentos únicamente los vehículos adaptados a personas con movilidad reducida – eurotaxis-,  debido a que apenas hay oferta comercial en este sector. 

Por otro lado, al ser una renovación de carácter obligatorio cada diez años, para favorecerla el Ayuntamiento convocará cada año un programa de subvenciones que podrán ser compatibles con las que conceden otras  administraciones. 

En el 2017 la cuantía reservada para este fin ha sido de 1,5 millones de euros, con ayudas de hasta 3.000 euros por conductor y en el próximo ejercicio se prevé que aumente, aunque no se sepa aún en que cantidad. 

A su vez, se suprimirá la cuota tributaria de autorización de uso para los nuevos modelos ECO y Cero Emisiones. Está contemplada en la Ordenanza Fiscal Reguladora de la Tasa por Prestación de Servicios Relacionados con Licencias y Autorizaciones de Autotaxis y puede suponer un desembolso de hasta 3.738 euros.

Como podemos comprobar todo esto supondrá una mejora importante de la calidad de aire de Madrid y algo beneficioso para todos. 

Volver