Ventajas de un coche de Autogas respecto al eléctrico

Martes, 07 de Agosto del 2018

coche autogas y coche eléctrico diferencias
El descenso de las ventas de los diésel es una realidad, solo hay que ver como sus ventas han descendido drásticamente en lo que llevamos de año. 
 
Y es que, han sido muchas las medidas que se están instaurando para paliar las emisiones contaminantes, tanto en Europa, donde en algunas ciudades se ha prohibido o han anunciado que se va a prohibir la circulación de este tipo de vehículos, como en España donde las grandes ciudades, como por ejemplo Madrid, están apostando por una mejora ambiental con medidas como el Plan de Calidad de Aire para reducir los niveles de contaminación, dando prioridad a los considerados vehículos ECO, como puede ser cualquier vehículo Euro4 o posterior a Autogas, bien comprándolo nuevo o bien transformando uno gasolina a Autogas con antigüedad menor del 2006. 
 
En todo este escenario, se hace inevitable que muchos conductores hayan decidido inclinarse por las energías alternativas que el mercado les ofrece, lo que ha supuesto un crecimiento de las ventas de los mismos, anteponiéndose las ventas de los vehículos de Autogas a las de los eléctricos, considerándose así el Autogas la opción de energías alternativas más atractivas para los conductores. 
 
Pero, ¿por qué el autogas se impone al eléctrico? ¿Qué ventajas ofrece frente al mismo?
 

- Autonomía

Los vehículos de Autogas disponen de dos depósitos uno de gasolina y otro de Autogas, lo que se traduce en una doble autonomía. Siendo, la autonomía media de un vehículo con Autogás de 500 a 600 kilómetros y 1200 km si lo utilizamos con gasolina. 
 
Al contrario que los eléctricos que de media no superan los 300 km siendo estos lo de mayor autonomía, bastante escaso si de un trayecto largo se trata y que finalmente en condiciones reales y normales de funcionamiento la autonomía baja mucho de las cifras oficiales ofrecidas. 
 

- Economía 

En cuanto a los vehículos a Autogas hay modelos de fábrica bastante económicos a través de marcas como Dacia o Fiat. Incluso existe la posibilidad de realizar una trasformación de un coche de gasolina a Autogas por una cantidad de 1.200€ pudiéndolo amortizar fácilmente, ya que el precio del GLP permite un ahorro de hasta el 40% respecto a los combustibles y contiene bajos costes de adquisición y mantenimiento.
 
A su vez, Repsol concede una ayuda de 400€ en combustible a los particulares y 500€ a los profesionales que decidan realizar la trasformación de su vehículo a Autogas, por lo tanto cuentan con ayudas disponibles. 
 
Los eléctricos en cambio en cuanto a economía se refieren, son mucho más caros que cualquier vehículo convencional y por lo tanto no accesible a todas las economías ya que su producción es muy cara lo que influye también en el precio final del mismo. Y aunque hay ayudas para su adquisición como por ejemplo fue el Plan Movea, este tipo de ayudas se suelen agotar muy rápido o el Plan VEA que aún no ha tenido confirmación por parte del Gobierno. 
 
Además hay que sumar el gasto de la batería que ronda en torno a los 10.000 euros y con el tiempo hay que sustituirla por lo que no sale muy rentable. 
 

- Recarga

El tiempo de recarga de un coche eléctrico es lento, es decir, lo que es llenar el depósito es rápido pero la carga no, puede llevar horas sino queremos que la batería se perjudique, de igual forma en diez años máximo habría que sustituirla por que empiezan a perder capacidad de carga con el uso. 
 
Y en cuanto  a los puntos de suministro hay en España hoy en día 4.976 puntos. Sin embargo, algunos de ellos son privados, o pertenecen a establecimientos. Se aprecia que no son tantos como para incitar al usuario a comprarse un coche de este tipo. 
 
Si nos referimos al GLP la forma de repostarlo es muy similar a la del diésel o gasolina, con algunas especificaciones pero igual de rápido y sencillo. Y en la actualidad son más de 600 puntos de suministro en toda España con el objetivo cada vez más firme por parte de los Operadores de incrementar el número de gasolineras con Autogas, hecho bastante atractivo para el usuario que esté pensando en comprarse un coche de este tipo o transformarlo mismamente. 
 

- Talleres especializados

No hay un gran número de talleres especializados en vehículos eléctricos, siendo u gran inconveniente porque aunque no tenga tantas averías como el resto es necesario poder contar con al menos uno cerca. 
 
En cambio, el Autogas cuenta con una extensa red de talleres especializados por toda España y aunque también presentan menos averías que uno convencional si surgiera alguna tiene como ventaja que no sería muy cara de afrontar. 
 
Comprobamos de este modo, que son razones suficientes para que en estos momentos en nuestro país las ventas de los coches eléctricos solo supongan el 0,43% de los coches  vendidos, alcanzando el GLP un 1,20% del total de las nuevas matriculaciones distanciándose bastante del eléctrico. 
 
Son 25 millones de usuarios en el mundo los que utilizan este tipo de carburante de los cuales 60.000 están en nuestro país y es que no deja de consolidarse como la mejor alternativa para lograr la ansiada movilidad sostenible aquí, en España. 

Volver